Querubines:
SEGUNDO CORO: QUERUBINES ("Ver Chaioth ha Qadesh", en "Los Ángeles del Sephiroth" en la Quinta Parte de este libro) "Y desterrado el hombre, colocó Dios delante del paraíso de delicias un querubín con espada de fuego fulgurante para guardar el camino que conducía al árbol de la vida. " Génesis 3:24 (Ésta es la primera mención de los ángeles en la Biblia.)

Se les relaciona con los Hayyoth, Chayyoth, Chaiouth ha Qadesh, Santas Criaturas Vivientes, los Ángeles de Fuego que hacen girar las ruedas. Ketter, la Corona del Mundo de Yetzirah o Tercer Mundo Sefirótico.

Los Querubines, después de los Serafines, habitan las esferas más cercanas a Dios. Su emanación es de conocimiento y sabiduría; y desde el plano que habitan, el Sexto Cielo, continuamente envían estas ondas de creación.

Los Serafines vibran a la frecuencia angelical más alta, los Querubines les siguen en frecuencia vibratoria. Los Serafines, laborando para la Creación, desde el mundo en tomo a Dios, envían sus haces de luz, el pensamiento de Dios, y a esta sustancia divina los Querubines añaden sus sutiles vibraciones: el deseo de Dios, que desprenden del movimiento de sus alas y del sonido de sus voces. Esta esencia, desde el sexto Cielo desciende, pero aún permanece sin materializarse. La palabra "querubín" viene del hebreo: "Kerub", que significa "Plenitud del Conocimiento de Dios", según otros significa "el que intercede". Son los guardianes del Trono de Dios, del Jardín del Edén, del Arca de la Alianza y de las estrellas fijas. Los "ka-ri-bu' asirios o acadios eran los que cuidaban los templos y palacios de Sumeria y Babilonia. Los representaban como deidades aladas de toma medio humana y medio animal. . .

Información del Libro de Lucy Aspra: "Manual de Los Ángeles Vol.l, Dí ¡sí! a los Ángeles y Sé Completamente Feliz"