.

                                   
                                  

        



Hola, soy tu 2013.

Tú me vas a crear. Me darás vida con tus proyectos, tus pensamientos, tus  palabras, tus sentimientos, pero sobre todo con tus  acciones.


Me llamo 2013, aunque todos me conocen con el poco original nombre de "el  año nuevo" o "este año".
Hasta hoy, apenas tengo forma. No soy un año increíble, pero tampoco horrible. No soy brillante, no soy opaco... soy…como tú decidas que sea.
Ya estarás usando esa agenda que lleva mi nombre y, como lleva mi nombre, tengo derecho a exigirte algo. Deseo que me concedas un privilegio. Sólo uno. Quiero que me hagas EL MEJOR AÑO DE TU VIDA.
 
A ver, ¿cuál de tus otros años te había pedido esto?
Te apuesto que NINGUNO. Yo sí vengo y me planto con mis cuatro números frente a ti, porque  quiero ser el año en que te atrevas a hacer más cosas; el año en que pienses  y actúes más en grande, en que compartas tus talentos y capacidades con mayor generosidad; el año en que tu mente, corazón y cuerpo produzcan mejores cosas, en una forma honesta, para tu beneficio y el de los que te rodean. El año en que más cariño y atención brindes a  los tuyos.
 
¡Por favor!
Disfrútame, úsame al máximo, lléname de experiencias, diviértete mientras estamos juntos. Quiero irme con el siguiente diciembre agotado, pero lleno de cosas buenas y con el privilegio de haber sido el mejor de todos, el de haber logrado mi propósito: viviré para siempre en ti, porque no podrás olvidar lo increíble que fue nuestros tiempos juntos.

Con mucha ilusión,

Tu año 2013 !!!

PD Si los Ángeles te acompañan, te auguro más bendiciones en tu vida. Lee diariamente un pensamiento de amor de los Ángeles en la Agenda Angelical

     de Lucy Aspra             





Esta oración fué proporcionada por el Padre Amado Segovia el 29 de septiembre, día de la inauguración de
LA FORTALEZA DE SAN MIGUEL

ORACIÓN DE SELLO

 

En el nombre de Dios Padre, de Dios Hijo y de Dios Espíritu Santo. Amén.

Sello y protejo con el poder de la sangre de Jesucristo el Señor, mi consciente, inconsciente, subconsciente; mi razón, mi corazón, mis sentimientos, emociones, mis sentidos, mi ser físico, mi ser biológico, mi ser psicológico, mi ser material, mi ser espiritual. Todo lo que soy, todo lo que tengo, todo lo que puedo, todo lo que sé y todo lo que amo.

Queda sellado y protegido con el poder de la Sangre de Jesucristo, el Señor.

Sello mi presente, mi pasado y mi futuro.

Sello mis planes, proyectos, sueños, ilusiones, viajes y salud perfecta.Sello y protejo todo mi ser, mi familia, mis posesiones, mi árbol genealógico. Todo queda sellado y protegido con el poder de la Sangre de Jesucristo, el Señor, para que nada ni nadie pueda provocarme ningún daño.

Me escondo en la llaga del costado herido de Jesús.

Me escondo en el corazón Inmaculado de la Santísima Virgen María. Amén, Amén, Amén.

 


 

"ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL"
 
Te rogamos Oh! San Miguel: En unión con los Serafines obtener la gracia de abandonar el pecado y de inflamar en nuestros corazones el Santo Amor de Dios. En unión con los Querubines el defendernos de los asaltos de las sugestiones y tentaciones del enemigo y que derrames en nuestras almas el espíritu de Humildad.  En unión con los Tronos el nunca permitir que seamos oprimidos por los espíritus del mal, y que nos conceda la gracia de dominar nuestros sentidos y corregirnos de nuestros malos hábitos. En unión con las Dominaciones proteger nuestra Fe, dándonos Sabiduría y Prudencia. En unión con los Poderes el proveer a nuestras necesidades, y concedernos una atención generosa para el servicio de los demás.

En unión con las Virtudes de liberarnos de manos de nuestros adversarios, falsos testimonios, discordias, calamidades, y todo mal que el enemigo suscite para molestarnos. En unión con los Principados para concedernos el deseo tenaz de liberarnos, a nuestras familias, a todos los que nos rodean y a nosotros mismos de enfermedades corporales y sobre todo espirituales. En unión con los Arcángeles para que el Señor nos ayude a ser testimonios vivos de Cristo, llevando una vida pura, llena de gozo en el Amor Divino y seamos capaces de transmitirla por nuestros actos a los demás. En unión con los Ángeles el protegernos durante esta vida, ser asistidos en nuestra agonía y conducidos inmediatamente a compartir con ellos la contemplación de la Gloria Eterna de Dios. Así sea.

ORACIÓN PARA CORTAR LAZOS DE HERENCIA

En nombre de Jesucristo, yo ahora renuncio, rompo, me aparto y aparto a mis hijos (y cónyuge) de toda herencia síquica, prisiones del demonio, poderes síquicos, dependencias, cautiverios, enfermedades físicas o mentales, o maldiciones sobre mí o sobre mi familia, como resultado de los pecados, transgresiones, iniquidades, ocultismo o envolvimiento psíquico de parte mía, de parte de mis padres o de cualquiera de mis antepasados, o de mi cónyuge, de sus padres o de cualquiera de sus antepasados. Gracias, Señor Jesús, por haberme liberado. Así sea.

 ORACIÓN DE LIBERACIÓN Y CURACIÓN

Ven, Espíritu Santo, penetra en las profundidades de mi alma con tu amor y tu poder. Arranca las raíces más profundas y ocultas del dolor y del pecado que están enterradas en mí. Lávalas en la Sangre preciosa de Jesús y aniquila definitivamente toda la ansiedad que traigo dentro de mí, toda amargura, angustia, sufrimiento interior, desgaste emocional, infelicidad, tristeza, ira, desesperación, envidia, odio y venganza, sentimiento de culpa y de autoacusación, deseo de muerte y de fuga de mí mismo, toda opresión del maligno en mi alma, en mi cuerpo y toda insidia que él pone en mi mente. ¡Oh bendito Espíritu Santo! Quema con tu fuego abrasador toda tiniebla instalada dentro de mí, que me consume e impide ser feliz. Destruye en mí todas las consecuencias de mis pecados y de los pecados de mis antepasados que se manifiestan en mis actitudes, decisiones, temperamento, palabras, vicios. Libera Señor, toda mi descendencia de la herencia de pecado y rebeldía contra las cosas de Dios que yo mismo le transmití. ¡Ven, Santo Espíritu! ¡Ven en nombre de Jesús! Lávame en la preciosa Sangre de Jesús, purifica todo mi ser, quiebra toda la dureza de mi corazón, destruye todas las barreras de resentimiento, dolor, rencor, egoísmo, maldad, orgullo, soberbia, falta de tolerancia, prejuicios e incredulidad que hay en mí. Y, en el poder de Jesucristo resucitado, ¡libérame, Señor! ¡Cúrame, Señor! ¡Ten piedad de mí, Señor!  ¡Ven, Espíritu Santo! Hazme resucitar ahora a una nueva vida, plena de tu amor, alegría, paz y plenitud. Sé que estás haciendo esto en mí ahora y asumo por la fe mi liberación, cura y salvación en Jesucristo, mi Salvador. ¡Gloria a Ti, mi Dios! ¡Bendito seas para siempre! ¡Alabado seas, oh mi Dios! En nombre de Jesús y por María, nuestra Madre. Así sea.

ORACIÓN PARA CORTAR DEPENDENCIAS NEGATIVAS.

 En nombre de Jesucristo, yo renuncio ahora, rompo y me aparto de todo sometimiento al demonio, de toda dependencia negativa de mis padres, de mi cónyuge, abuelos o cualquier otro ser humano, vivo o muerto, que en el pasado o ahora, de alguna forma me dominaron  o controlaron de modo contrario a la voluntad de Dios. Agradezco, Señor Jesús, por haberme liberado. Me arrepiento también y pido que me perdones si dominé a alguien o controlé de forma equivocada.  Así sea.

ORACIÓN PARA ELIMINAR UNA MALDICIÓN, UN HECHIZO O UN ATAQUE PSÍQUICO.

Padre Celestial, de acuerdo a tu divina Voluntad, en nombre de Nuestro Señor JESUCRISTO, por obra y gracia del Espíritu Santo y con el apoyo de SAN MIGUEL ARCÁNGEL, yo rompo, aplasto, corto, destrozo, disuelvo y destruyo toda maldición, hechizo, oración psíquica y ataque que haya sido puesto sobre mí o sobre cualquier miembro de mi familia, por cualquier persona, lugar, cosa, brujo, o que tenga un origen en el ocultismo, o que tenga un origen psíquico, o que venga de una máquina, un reptil, un draconiano, un gris, un insecto o cualquier otra identidad; yo lo pido en nombre de JESÚS. Así sea.

De acuerdo a tu Divina Voluntad, Padre mío, en nombre de Nuestro Señor JESUCRISTO, por obra y gracia del Espíritu Santo y con el apoyo de SAN MIGUEL ARCÁNGEL,  yo rompo, aplasto, corto, destrozo, disuelvo y destruyo todo ataque satánico, ataque de un brujo druida, ataque de un brujo wicca, ataque de un brujo kabalah, ataque de un mago, ataque de un shamán, ataque de un hechicero, ataque de brujería, ataque de un vampiro, ataque de un hombre lobo, ataque de santería, ataque de voodoo, ataque de magia, ataque de hechicería, ataque luciferiano, ataque demoníaco, ataque satánico, ataque psíquico, ataque telepático, ataque mental, ataque por visión remota, ataque por control mental, ataque radiónico, ataque psicotrónico, ataque psiónico, ataque con señal de muerte, ataque con señal de enfermedad, ataque onda escalar, ataque de onda tesla, ataque de onda laser, ataque de frecuencia extremadamente baja (ELF), ataque de radiofrecuencia, ataque de microonda, ataque magnético, ataque acústico, ataque infrarrojo y todos los tipos de ataques de los que yo no sepa su nombre y que hayan sido puestos sobre mí o sobre cualquier miembro de mi familia, que vengan de:  Toda persona, lugar, cosa, brujo, o que tenga un origen en el ocultismo, o que tenga un origen psíquico, o que venga de una máquina, de un satanista, brujo druida, brujo wicca, brujo kabalah, mago, shamán, hechicero, vampiro, hombre lobo, practicante de santería, practicante de voodoo, operador de visión remota, opeador radiónico, operador psicotrónico, operador psiónico, de un grupo reunido en un claro de un bosque de pinos, grupo de hombres de negro, grupo gubernamental, grupos de brujas, satanistas, grupo del gobierno oculto, grupo de reptiles grupo draconiano, grupo de grises, grupo de insectos, y de todos los grupos de los que yo no sepa su nombre. Yo lo pido en nombre de JESÚS. Así sea.  Padre Celestial, de acuerdo a tu divina Voluntad, en nombre de Nuestro Señor JESUCRISTO, por obra y gracia del Espíritu Santo y con el apoyo de SAN MIGUEL ARCÁNGEL, yo amarro todo lo que vino hacia mí o hacia algún miembro de mi familia, de esos ataques. En el nombre de Jesús yo cierro toda puerta que fue abierta a esos seres; retiro todo control y motivo legal que tengan sobre mí y los corto para soltarme a mí y a todos los miembros de mi familia, de todas sus intenciones. Yo lo pido en nombre de JESÚS. Así sea. Padre Celestial, de acuerdo a tu divina Voluntad, en nombre de Nuestro Señor JESUCRISTO, por obra y gracia del Espíritu Santo y con el apoyo de SAN MIGUEL ARCÁNGEL, yo ordeno que todo lo que vino hacia mí de esos ataques se vaya AHORA, en nombre de JESÚS. Padre mío, te pido envíes estas cosas de regreso de donde vinieron y por favor guía a quienes las enviaron para que se arrepientan. Si es alguna entidad o fracción astral, o cascarón revitalizado que se ha adherido, Padre Celestial, de acuerdo a tu divina Voluntad, en nombre de Nuestro Señor Jesucristo, por obra y gracia del Espíritu Santo y con el apoyo de SAN MIGUEL ARCÁNGEL, yo le ordeno que se vaya, AHORA, en este instante. Que desaloje de inmediato cualquier parte de mí o de cualquier miembro de mi familia. Yo lo ordeno AHORA, en este momento, en nombre de JESÚS. Así sea. (para mas oraciones similares, visita la página.

 

ORACIÓN DEL PERDÓN:


“Ángel de mi Guarda: de acuerdo ala voluntad de nuestro Padre y en nombre de nuestro Divino Jesús, por favor ayúdame y dame la fuerza para perdonar a todas las personas que yo considero me han ofendido, y también para que me perdonen todas aquellas a las que yo he
perjudicado, especialmente. . . . . . . . .  . (mencionar al (o los) que tú has ofendido). Intercede por mí para que los Ángeles del perdón les lleve amor, paz, salud, y felicidad. Ángel mío ¿necesito tu apoyo! Porque quiero vivir en paz y agradarle más a Nuestro Padre Celestial.
Gracias querido Ángel Guardián”..
Al llevar a cabo este ejercicio todos los días durante un tiempo prolongado, preferiblemente 21 días o múltiplos de 7, se forma una bóveda de materia etérica dónde se albergará un bellísimo Ángel que nos estará recordando la importancia del Perdón para que nuestra vida sea armoniosa y podamos atraer sólo situaciones bellas. Siempre que sentimos la necesidad de reforzar el amor, debemos prender las velas del Perdón.

2. El segundo paso para que nuestro Ángel pueda actuar más con nosotros es pensar en él continuamente.Por medio de la disciplina mental debemos incluirlo en todas las cosas que hacemos. Después de dar gracias a Dios al despertar por las mañana, agradecerla por habernos dado a nuestro Ángel ;después saludar a nuestro Ángel con el pensamiento dándole un beso de “buenos días” y visualizar que él nos toma de la mano para conducirnos por el día.

3. Acostumbrarnos a invitar a nuestro Ángel a todas partes. Debemos estar concientes que él está junto a nosotros , y si nos hemos olvidado de incluirlo en algún paseo o diligencia, en ése mismo instante lo podemos remediar pensando en él, disculpándonos y pidiéndole que esté a nuestro lado.

4. Conversar mentalmente con él. Esto se puede hacer en cualquier lugar o situación. Él siempre está escuchándonos, y hay que recordar que los pensamientos son cosas que van al plano que les corresponde según la calidad, que les corresponde según su calidad, y nuestro Ángel que está en el quinto plano, arriba de los planos que son depósitos de pensamientos egoístas ,puede ver todo lo que estamos pensando, a él no le podemos engañar y nuestro lado. Si los pensamientos son bajos o egoístas, lo alejan.

5.Se sugiere también contactarnos por medio de la meditación.

Del Manual de los Ángeles: Vol. 1: ” Di ¡sí! A los Ángeles y sé completamente Feliz.” De Lucy Aspra, y lo puedes Adquirir en “ La Casa de los Ángeles”.
                                                                    
 

Tu Ángel Guardián te habla de la importancia de las oraciones:

"Las oraciones intensas hechas con fe, producen una luz vibrante que llega hasta Dios. Los Ángeles, como Mensajeros de Nuestro Padre, respondemos a esas plegarias. Volamos presurosos a satisfacer a las almas piadosas que imploran por el bien de otros. Orar es hablar con Dios y con todos los Seres de Luz. Cada vez que tú hablas con Dios que está dentro de tu corazón, estás orando. Cuando se pide de forma egoísta, con poca sinceridad o de manera repetitiva, esas oraciones no producen suficiente resplandor como para que podamos determinarlas, y el que ora no logra el efecto que desea. Cuando rezas con fervor, tu oración resuena como  música divina y se proyecta a los cielos como rayos esplendorosos.
Todos los ángeles nos llenamos de gozo cuando rezas desinteresadamente por otras personas, porque nos encanta usar esa vibrante energía, transformarla en bendiciones y llevarla hacia aquéllos por quienes pides.

Cuando tú piensas en Dios estás orando, y sin pedirle nada recibirás sus bendiciones... Acércate a mí... amor mío... siéntate en mi regazo... apoya tu cabeza en mi pecho... así te llevaré a participar del éxtasis divino del mundo donde llegan las oraciones piadosas... Te amo profundamente. Tu Ángel Guardián.
Tu Ángel te comunica por qué debes rezar por los que han fallecido:

"Es muy importante que reces por las personas que "fallecen". Las oraciones son el combustible que las almas necesitan para ascender en los planos invisibles. Si no reciben la energía de la oración, pueden quedarse siglos (de tu tiempo) estancados en un plano. Orar por los que han dejado su cuerpo físico es dar servicio; y recuerda que sólo dando servicio puedes evolucionar; además, en la misma proporción en que tú ayudes a los que han "fallecido", así será la ayuda que tú recibirás cuando des ese paso. La palabra "fallecer" está entre comillas, porque realmente nadie fallece, ya que la "muerte" no existe. Cuando el alma abandona el cuerpo físico, es porque ya no lo necesita; es porque va a entrar a otra etapa de su desarrollo en un mundo más sutil, y la "muerte" es la puerta de entrada a ese mundo. Los Ángeles de la Luz que resplandece son los que auxilian a los que dejan el plano físico. Tú puedes pedirles que acompañen a los que están dando ese paso o que ya lo han dado; no importa que haya sucedido hace mucho tiempo... Ahora, cariño mío, ven a mí... recibe todo mi amor... voy a cubrirte con mis alas y enseñarte a orar. Tu Ángel que te ama profundamente. (Del "Diario Angelical" de Lucy Aspra

Tu Ángel te sigue explicando sobre la "muerte" y te da una oración para el que está dando ese paso:

Las personas que abandonan su cuerpo físico, generalmente no se han preparado para la "muerte", y al pasar al otro mundo se encuentran asustadas y confundidas; necesitan más que nunca ser guiadas. Tú puedes ayudarles con oraciones; también puedes hablarles mentalmente y decirles que no deben detenerse en los sub-planos del mundo físico, que deben ascender hacia la Luz. Con firmeza, deberás enviarles el siguiente mensaje: "Ve hacia la Luz; busca un punto de Luz y dirígete hacia allí. Piensa en los ángeles y pídeles que te tomen de la mano y te iluminen el camino. No te detengas en la obscuridad. Ve hacia la luz." Cuando ores por ellas, deberás emplear un vocabulario sencillo, natural, el que uses todos los días. Puede ser algo así:

"Te ruego Padre mío, por todas las almas de los que han dejado este mundo físico; que los ángeles de la Luz Resplandeciente los acompañen a enfrentarse a su propia Luz: Tú en ellos. Que todas las almas que pasen, o estén a punto de pasar al otro lado, sean guiadas por los ángeles; recibiendo de ellos: consuelo, amor y la seguridad de que están entrando a un lugar más cerca de Ti. Que los que aquí sufren por la separación de sus seres queridos también reciban paz y tranquilidad de los ángeles. Que ya no sientan tristeza o temor pos u partida, sino la certeza de que han evolucionado hacia un lugar mejor donde están asistidos plenamente por los Ángeles Resplandecientes. Te ruego, asimismo Padre mío, que ilumines a las almas de aquéllos que en este momento están a punto de partir; que no sientan angustia, y que los que están cerca de ellos reciban la paz necesaria para que no hagan pesada la separación del alma de su envoltura física. Te encomiendo a mis parientes y amigos que ya trascendieron este mundo y también, de una manera especial, te pido enviar Luz a aquellas almas por las que nadie se acuerda de rezar. Gracias Padre mío adorado. Así sea."  

Recuerda que tú puedes hablar con Dios sin necesidad de memorizarte oraciones; puedes hablarle a cualquier hora; en cualquier lugar y durante el tiempo que tú quieras... Ahora, ven aquí... a mis brazos... acomódate muy cerca de mi corazón... quiero que duermas plácidamente mientras yo acaricio tus cabellos... Esta noche iremos juntos a un templo Angelical, donde los ángeles te enseñaremos muchas maneras de orar... Te amo con toda mi naturaleza angelical.
Tu Ángel Guardián."

TU ÁNGEL TE DICE POR QUÉ DEBES REZAR POR LOS QUE HAN FALLECIDO:

"Es muy importante que reces por las personas que "fallecen". Las oraciones son el combustible que las almas necesitan para ascender en los planos invisibles. Si no reciben la energía de la oración, pueden quedarse siglos (de tu tiempo) estancados en un plano. Orar por los que han dejado su cuerpo físico es dar servicio; y recuerda que sólo dando servicio puedes evolucionar; además, en la misma proporción en que tú ayudes a los que han "fallecido", así será la ayuda que tú recibirás cuando des ese paso. La palabra "fallecer" está entre comillas, porque realmente nadie fallece, ya que la "muerte" no existe. Cuando el alma abandona el cuerpo físico, es porque ya no lo necesita; es porque va a entrar a otra etapa de su desarrollo en un mundo más sutil, y la "muerte" es la puerta de entrada a ese mundo. Los Ángeles de la Luz que resplandece son los que auxilian a los que dejan el plano físico. Tú puedes pedirles que acompañen a los que están dando ese paso o que ya lo han dado; no importa que haya sucedido hace mucho tiempo... Ahora, cariño mío, ven a mí... recibe todo mi amor... voy a cubrirte con mis alas y enseñarte a orar. Tu Ángel que te ama profundamente. (Del "Diario Angelical" de Lucy Aspra)

TU ÁNGEL TE SIGUE EXPLICANDO SOBRE LA "MUERTE" Y TE DA UNA ORACIÓN PARA EL QUE ESTÁ DANDO ESE PASO:

Las personas que abandonan su cuerpo físico, generalmente no se han preparado para la "muerte", y al pasar al otro mundo se encuentran asustadas y confundidas; necesitan más que nunca ser guiadas. Tú puedes ayudarles con oraciones; también puedes hablarles mentalmente y decirles que no deben detenerse en los sub-planos del mundo físico, que deben ascender hacia la Luz. Con firmeza, deberás enviarles el siguiente mensaje: "Ve hacia la Luz; busca un punto de Luz y dirígete hacia allí. Piensa en los ángeles y pídeles que te tomen de la mano y te iluminen el camino. No te detengas en la obscuridad. Ve hacia la luz." Cuando ores por ellas, deberás emplear un vocabulario sencillo, natural, el que uses todos los días. Puede ser algo así:

"Te ruego Padre mío, por todas las almas de los que han dejado este mundo físico; que los ángeles de la Luz Resplandeciente los acompañen a enfrentarse a su propia Luz: Tú en ellos. Que todas las almas que pasen, o estén a punto de pasar al otro lado, sean guiadas por los ángeles; recibiendo de ellos: consuelo, amor y la seguridad de que están entrando a un lugar más cerca de Ti. Que los que aquí sufren por la separación de sus seres queridos también reciban paz y tranquilidad de los ángeles. Que ya no sientan tristeza o temor pos u partida, sino la certeza de que han evolucionado hacia un lugar mejor donde están asistidos plenamente por los Ángeles Resplandecientes. Te ruego, asimismo Padre mío, que ilumines a las almas de aquéllos que en este momento están a punto de partir; que no sientan angustia, y que los que están cerca de ellos reciban la paz necesaria para que no hagan pesada la separación del alma de su envoltura física. Te encomiendo a mis parientes y amigos que ya trascendieron este mundo y también, de una manera especial, te pido enviar Luz a aquellas almas por las que nadie se acuerda de rezar. Gracias Padre mío adorado. Así sea."  

Recuerda que tú puedes hablar con Dios sin necesidad de memorizarte oraciones; puedes hablarle a cualquier hora; en cualquier lugar y durante el tiempo que tú quieras... Ahora, ven aquí... a mis brazos... acomódate muy cerca de mi corazón... quiero que duermas plácidamente mientras yo acaricio tus cabellos... Esta noche iremos juntos a un templo Angelical, donde los ángeles te enseñaremos muchas maneras de orar... Te amo con toda mi naturaleza angelical.
Tu Ángel Guardián."

Una copia de la oración a la Virgen que aparece a continuación fue dejada en La Casa de los Ángeles en el área conocido como el Salón de la Virgen. Aparentemente una persona tomó esta primera copia y empezó a dejar diariamente otra, así se empezó a dar a conocer y poco a poco algunas personas iban específicamente a buscar la oración.  No conocemos a quién fue inspirada esta bella petición a Nuestra Madre Santísima, lo que sí tenemos son varios testimonios de gracias concedidas a partir de haberla rezado durante el tiempo que en la hoja se especifica. Las 25 copias que se piden pueden distribuirse en cualquier lugar donde exista un altar dedicado a la Virgen.

ORACIÓN A LA VIRGEN:

Préstame Madre, tus ojos para con ellos mirar,

Pues si con ellos miro, no volveré a pecar.

Préstame Madre, tus labios para con ellos rezar,

Pues si con ellos rezo, mi Padre me va a escuchar.

Préstame Madre, tu lengua para poder comulgar,

Pues tu lengua materna es de amor y santidad.

Préstame Madre, tus brazos para poder trabajar,

Pues así mi trabajo rendirá una y mil veces más.

Préstame Madre, tu manto para cubrirme de amor,

Pues cubierto con tu manto, al cielo he de llegar.

Préstame Madre, a tu hijo para poderlo adorar,

Porque si tú me das a Jesús, ¿qué otra cosa puedo desear?

Y esa será mi dicha por toda la eternidad. Así sea

San Miguel Arcángel es mi Abogado y Protector. Dios me bendice y los Ángeles me protegen.

Se pide un milagro y a los 3 días se te concederá y a los 25 días se te concederá un milagro más grande.

 

San Miguel Arcángel es mi Abogado y Protector. Dios me bendice y los Ángeles me protegen.

 

Se sugiere que la persona que tome esta hoja, saque 25 copias y diariamente deje una en un altar dedicado a la Virgen.

 

Con licencia eclesiástica

 

San Miguel Arcángel es mi Abogado y Protector. Dios me bendice y los Ángeles me protegen.

(En el caso de que la personas que recibe la gracia no puede acudir durante 25 días seguidos a un altar de la Virgen, donde la copia sea recogida por otra persona, se podrá colocar las 25 o más copias en el mismo día que inicia la oración)



                                                                         

Gracias a Yeison Betancourt, de Caracas, Venezuela, por esta oración:

ORACIÓN A LOS SANTOS ARCÁNGELES

Santos Arcángeles
Ministros de la luz del Señor, han evocado su nombre los más poderosos para recibir la poderosa intercesión del infinitamente Eterno.
Yo también humildemente os pido que seáis mi ejército aliado en el combate, mi defensa férrea ante la tentación mis guardianes en el momento de mi muerte.
Santos Arcángeles, 7 diamantes creados durante lo increado, manifestados por la gloria de Dios, encarnados en la sal de su santo cuerpo, impulsados en la lluvia infinita del Espíritu Santo, impregnados de la eterna luz del alma divina.
Yo también humildemente os pidoque seáis mis guías en el camino espiritual mis compañeros en los pasos de vida.
Santos Arcángeles que conocéis el trono del Señor,
y habéis manifestado el amor perfecto al nombre de María siendo esta reina de los ángeles, para cobijar con su bondad a la humanidad sufriente.
Yo también humildemente os pido que seáis los brazos ejecutores de las principales acciones de Nuestra Señora, madre de todos los perfumes, que seáis la represa exacta para que los vaivenes de mi alma no me hagan perder nunca el santo temor de Dios y la santa aceptación de su voluntad.
Santos arcángeles
Siete Príncipes celestiales de la luz de los benditos coros angélicos, conocedores de los diferentes cielos que conforman el único y verdadero cielo, obradores inexorables de la voluntad de Dios Padre, único, perfecto y Todopoderoso.
Interceded por mí y elevad mi pedido de gratitud al Señor y a cada uno de ustedes, para que nunca me abandonéis en la lucha contra aquel que se oculta en las tinieblas, para que las palabras muertas de la confusión nunca puedan dañarme ni apartarme del camino y para que en el momento de mi muerte, junto a Jesús y María Santísima, me ayudéis a reintegrarme con el amor infinito de mi único Padre. Así sea.

ATTE. Yeison B.
(Caracas-Venezuela)

 

LA CASA DE LOS ÁNGELES

LA FORTALEZA DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL
Campeche 261 y 262 Esq. Chilpancingo Col.: Hipódromo Condesa
México D.F. C.P.: 06100 
Tels.: (55) 5574 3052 / 5584 2325 / 5564 3392 Fax: 5564 3392

E-mail: casangel@prodigy.net.mx



(c) Copyright. Todos los Derechos Reservados, La Casa de los Ángeles.2005