Arcángel Camael:

Se le conoce también como: Kemuel, Camiel, Camiul, Khamael, Cancel.

SU NOMBRE SIGNIFICA: Ayudante de Dios, congregación de Dios, Deseo de Dios, el que ve a Dios.

Es el regente del segundo mundo británico del Sefirah Geburah; es también el Ángel de la Consolación y se le identifica con el Ángel que lucho con Jacobo en Génesis 30:24-40; aunque este mismo hecho se le atribuye a Uriel, a Miguel, A Penuel, A Samuel y hasta el poderoso Metatrón. También fue Camael el que consoló a Jesús en el Huerto de Getsemaní en Jerusalén, durante las terribles horas que precedieron a su arresto y crucifixión. Otros dicen que fue Gabriel el que estuvo cerca de Jesús en esos momentos de profunda angustia antes de la traición de Judas: “Y apartándose de ellos como la distancia de un tiro de piedra, hincadas las rodillas, hacía oración, diciendo: Padre, si es de tu agrado, aleja de mi este cáliz no obstante, no se haga de mi voluntad, sino la tuya. En esto se le apareció un Ángel del cielo, confortándole. Y, entrando en agonía, oraba con mayor intención. Y vínole un sudor como de gotas de sangra, que chorreaba hasta el suelo. Y levantándose de la oración, y viniendo a sus discípulos, hallólos adormilados por la tristeza. Y díjoles: ¿Por qué dormís?; levantaos y orad para no caer en tentación, Estando todavía con la palabra en la boca, sobrevino un tropel de gente, delante de la cual iba uno de los doce, llamado Judas, que se le acercó a Jesús para besarle. Y Jesús dijo: ¡ OH Judas! ¿con un beso entregas al hijo del hombre?”

Camael es el gran arcón que guarda las ventanas del cielo y es el intermediario entre las oraciones de Israel y los príncipes del Séptimo cielo. Es el Director de los Serafines. Según una leyenda, Moisés destruye a  Camael cuando esté evita que reciba el Torah de las manos de Dios. Esto se relaciona con el viaje con el difícil sendero que conduce a Geburah y la fortaleza que adquiere el discípulo cuando cumple con la ley divina. A Camael se le identifica también, junto con Gabriel, como el regente del Coro de los Poderes. Personifica la Justicia Divina y es uno de los 7 Arcángeles de la Presencia. En la Mitología druida se le identifica como el Dios de la Guerra, alusión a su regencia sobre Marte el planeta asociado con las características del Sefirah Geburah: liberar de su envoltura obsoleta a la esencia que deberá proseguir su ascenso en la evolución.

 

Información del Libro de Lucy Aspra: "Manual de Los Ángeles Vol.l, Dí ¡sí! a los Ángeles y Sé Completamente Feliz"